SENTIRSE BIEN


Creo profundamente  que sentirse bien en cualquier situación en la que la vida te ponga, es la clave para conseguir lo que deseas.

Nos olvidamos tantas veces de nosotros mismos, relegándonos en pro del bienestar, la felicidad y éxito de nuestros cercanos, creyendo que ése es nuestro propio bienestar.

Al olvidarnos de nosotros, nos vamos vaciando de energía hasta que llega un momento en que no tenemos más que dar. Y nos quedamos tristes y apagados, frustrados y perdidos sin saber qué nos ocurre. ¿Has pensado alguna vez quién es la primera persona que depende de ti? …. La primera persona que depende de ti eres TÚ. Primero tú y después, esos cercanos a los que tanto amas.

Que dependas de ti  te obliga a cuidar de ti y cuidar de ti es hacer cosas que te hagan sentir bien, y no tienen que ser grandes cosas. Pueden ser cosas muy asequibles, para mí lo son: la sonrisa de Carlitos y el abrazo de Avril, las carcajadas con mis hermanos, el sol en mi cara, la cama limpia, la sensación del agua en mi espalda, el olor a café, los chocolates belgas, la caricia de ese alguien que me hace vibrar, las risas inesperadas y las venturas que te sorprenden en una esquina…

Cosas simples y extraordinarias que puedes experimentar cada día y detenerte un instante para sentirlas y disfrutarlas al 100%,  poniendo ahí toda tu atención. Porque poner el 100% en las cosas es puro agradecimiento y al fin y al cabo, de eso va la vida ¿no?.

Nos aferramos a elaborados planes que derivan de nuestras expectivas y luchamos con la vida para conseguirlos, sin saber que eso es lo mismo que sobornar a la vida y que cuando sobornamos a la vida, ésta comienza a luchar contra nosotros y siempre nos gana la batalla.

Por eso, conviene abrazar la incertidumbre y permitirle a la vida que sugiera el argumento, asumiendo la tarea de abrirnos para disfrutar de este misterio, sin esperar “grandes momentos”, porque la vida ocurre entre ellos y porque en realidad, somos nosotros quienes hacemos grande lo pequeño, cuando convertimos lo ordinario en extraordinario.

Y lo cierto es que la vida no es para lucharla, la vida es para vivirla con calma , pues la vida es más sabia que nosotros y nunca se equivoca y porque además, siempre, en cada situación, hay algo que nos puede hacer sentir bien y poner una sonrisa en nuestra alma.

Lourdes Vidal

500 hr Yoga Medicine Teacher

Fundadora de Oyoga

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>