“Cuida de ti…”

“Cuida de ti …”

Hace años cuando pasaba una temporada en un Ashram de Bahamas, tuve una conversación con mi consultora de Ayurveda. Por entonces yo pasaba por ciertas agitaciones sentimentales y, de alguna manera, acabé contándoselas a ella. Después de un rato de conversación, ella me dijo:

  • Cuida de ti y él te seguirá.
  • ¿Qué significa cuidar de mí? Le pregunté. Y ella me respondió: significa que continúes haciendo lo que estás haciendo: practicando Yoga, meditando, alimentándote bien, disfrutando de tu tiempo, haciendo cosas que te gustan…”

Tardé mucho tiempo en asimilar aquel consejo. Volví al Ashram todos los meses de enero o febrero durante los siguientes cinco años, pero no volví a ver a esta señora.

Al día de hoy sigo oyendo en mi cabeza, claramente, las palabras de esa mujer que me confortó aquél día en su pequeña consulta del maravilloso Ashram de

Sivananda a las orillas del mar Caribe.

A lo largo de estos años, la lección más valiosa que he aprendido de la vida (y diría que sigo aprendiendo), es “soltar”, permitir que la vida me guíe y me mueva, aunque en muchas ocasiones no me guste la situación en la que la vida me ponga, o esa situación no se corresponda en absoluto con mis deseos.

Aprendí de uno de mis maestros que “la vida es una conversación” donde tú pones tus deseos y, ella, sin excepción te responde. Y para recibir la respuesta, hay que estar abierto y permitirla, y que eso era lo que significaba “soltar”.

Pero cómo podía estar abierto y permitir que la vida me moviera?  También me llevó tiempo entender esa parte. Decir “soltar y dejar que la vida se revele”, es fácil, pero ponerlo en práctica, resulta verdaderamente difícil porque, en mi caso, siempre intento controlar la situación y arreglar las cosas para adaptarlas a lo que le he pedido a la vida y a mis bien planeadas expectativas. Siempre he pensado que si no lo hacía, mi postura era meramente pasiva y eso era lo más parecido a resignarme. Luchaba contra esa idea y al mismo tiempo, no dejaba de luchar con la vida.

La cuestión es que, cuando luchas con la vida, la vida lucha contigo y todo se vuelve verdaderamente difícil y, por mi experiencia, la vida siempre gana la batalla. Pero, cuando decides soltar y aceptar la vida tal cual se presenta sin etiquetarla como buena o mala (porque qué sabes tú) entonces, como decía Marco Aurelio, “la vida se convierte en tu aliada”.

Aceptar que la vida como se presenta, no es dejar de luchar, es aceptar que cada momento es el momento que necesariamente tiene que pasar y permitirlo en toda su extensión, y eso no es algo pasivo, al contrario, es muy activo, es trabajar en elevar tu nivel de conciencia. A eso se refería mi consultora de Ayurveda cuando me dijo: “Cuida de ti...“.

Nuestra misión es cuidar de nosotros elevando nuestra conciencia, para ser más, del resto, la vida se encarga.

Hasta la próxima,

Lourdes

2 comments on ““Cuida de ti…”

    • Oyoga 9 marzo, 2018 13:33

      Gracias a ti David

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>