fbpx
demasiado pequeño para ti

Demasiado pequeño para ti

By Oyoga
In abril 8, 2015
2154 Views

¿Quien no tiene mediocridad en su vida? Mediocridad es esa escasez que envuelve de ruindad nuestra existencia, a la que nos agarramos porque eso es mejor que no tener nada. Esa mediocridad la tenemos todos, y nos impide la abundancia con la misma eficiencia con que las nubes nos impiden el cielo.

Párate un momento y observa tu vida:  Me refiero a tu ropa, ¿es la que te gusta llevar o no te atreves a llevar la que te gusta?. Al sofá de tu casa, ¿es oscuro porque te gusta así, o es solo para que no se ensucie y dure más, pero en realidad preferías el blanco, o incluso el amarillo pero era muy escandaloso. ¿Llevas tu mejores ropas, o las tienes reservadas para una ocasión que no llega?. ¿Tu relación de pareja te hace vibrar, o te está enterrando en la desidia o el sufrimiento?. ¿Tu trabajo te hace crecer o lamentas levantarte cada día laboral?. ¿Vives usando al cien por cien tus sentidos o te olvidaste que puedes ver el azul del cielo, oler a tus hijos, sentir la brisa y el sol, escuchar a los pájaros o degustar mangos y fresas cuando están dulces?. ¿Tu concepto de ti es excelente porque te quieres o vives en la crítica ruin y oscura del que no se valora y se compara constantemente?. ¿Tienes amigos que te aprecian y te escuchan sin juzgarte o son meros acompañantes de salidas, que te critican cuando no estas y con los que no puedes contar en el fracaso?.

Si te identificas con algo, quizás haya llegado el momento de empezar a
deshacerte de la mediocridad en tu vida, para ir dejando espacio a la
abundancia, a la prosperidad y a lo que te haga estar vivo. 

Puedes empezar por hacer pequeños cambios: cambiar los cojines de casa y ponerlos de colores, si es eso lo que te gusta, recuperar algún amigo que te dejaste en la prisa, dejar de asistir a reuniones de relaciones fingidas, ponerte la ropa que reservas para ocasiones especiales y, quien sabe, si trabajar por tu relación de pareja o dejarla ir porque no te hace estar vivo o porque no puedes conformarte con tan poco. ¿Y que tal si tomas conciencia de las maravillas que cada mañana te regala el cielo?.

Porque tú eliges y la vida asume tus elecciones. Y para elegir bien, hay que estar presente y tomar conciencia, porque puedes elegir abundancia en lugar de escasez, o puedes continuar viviendo abrazado a la mediocridad, por pensar que eso es mejor que nada, ignorando que cuando estás dispuesto a ir más allá del miedo y soltar la escasez y la ruindad que te “sostiene”, se abre una puerta hacia una vida nueva que es mucho mejor.

Y es que hay momentos en que la vida nos cambia en un instante, porque nos arranca de cuajo la mediocridad a la que nos aferrábamos. Y suele ser un proceso doloroso que te pone de rodillas y frente al vértigo de no tener nada. Es entonces cuando descubres, que la vida te está empujando a la abundancia, que el alma se te engrandece y que el sufrimiento aparece como un amigo que te devuelve a casa.

En esos momentos, hay que tener la suficiente humildad para abrir el corazón y abrazar el miedo, con la serenidad del que sabe que solo queda rendirse, porque no se puede controlar la vida y, hay cosas que no podemos resolver solos. En esos momentos, comienza un proceso de sanación que nos lleva directamente hacia quienes somos y, ese acceder al alma, nos eleva por encima del miedo, que empieza a disolverse junto con la mediocridad a la que nos hemos aferrado por años: una vida, una pareja, falsos amigos, un trabajo oscuro, una existencia ruin, un concepto tan pobre de nosotros mismos…Ese momento de rodillas, es el momento en el que el nacimiento de una nueva vida empieza, porque o bien la vida te ha empujado fuerte, o bien has tomado la decisión de elegirte a ti y soltar la mediocridad que te lastraba.

Por eso me encanta el poema de David White, “Dulce Oscuridad”, que dice:

“A veces se necesita un poco de oscuridad y el dulce confort de tu soledad para aprender que, cualquier cosa, o cualquier persona que no te haga sentir vivo, es demasiado pequeña para ti”.

Porque abundancia, es ir más allá del miedo y soltar la escasez que ensombrece el alma y prosperidad, es saber que si no te arriesgas, no vives.

Hasta la próxima,

Lourdes Vidal

OYOGA SEVILLA

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies